Make your own free website on Tripod.com

Indemnización por fallecimiento

El mundo de los seguros siempre ha resultado verdaderamente complicado. Y si hay algo que es desgradable en las indemnizaciones es la indemnización por fallecimiento, precisamente porque es un momento de máxima tensión en el que nadie desea verse involucrado en más problemas de los estrictamente necesarios o bien, mejor dicho, estrictamente inevitables. Cuando alguien fallece, la triste situación no nos permite tener en cuenta que hay la opción de tener o recibir una indemnización por la muerte pronta de un familiar o conocido, y es algo que conviene conocer primeramente porque, al fin y al cabo, forma parte de nuestros derechos como ciudadanos en democracia y en un Estado de derecho como es el caso de España.

Así pues, si alguien cercano ha fallecido, será útil que compruebe si amerita una indemnización por fallecimiento en función de las causas que lo hayan llevado a morir y las circunstancias que rodeen a la muerte en cuestión, porque de ellas dependerá muchas cosas que hay que tener muy presentes en todo momento si se quiere terminar con la situación de desamparo cuanto antes y tener posibilidad de continuar con la vida de cada cual con cierta normalidad una vez adjudicada y decidida la cantidad a percibir en concepto de indemnización por fallecimiento. Es algo que, aunque parezca extraño, hay que saber ya que, de lo contrario, podemos terminar envueltos en una situación muy desagradable que no nos beneficiaría en lo más mínimo y que perturbaría la siniestra tranquilidad de un momento posterior a la muerte de un ser querido, un familiar o un amigo cercano, con el dolor que eso conlleva a todos los niveles.

De ahí que sea altamente recomendable tener en cuenta todas estas cosas para poder tener menos problemas y pasar con menor pena estos momentos tristes anteriores a la concesión de una indemnización por fallecimiento.